El Blog de Copar


Sector Salud

En esta sección comentaremos nuestras reflexiones sobre la industria de la salud y el mundo de los negocios. Te invitamos a particpar!


Trackbacks & Pingbacks

Comentarios

  1. * franciscoalmodovar says:

    23andme.com: the revolution in personalized genetic information

    Permitirme comentar unas reflexiones sobre el sucinto análisis que he realizado a la nueva aventura de Google, llamada http://www.23andme.com.

    Darse una vuelta por la web no tiene desperdicio. Desde que escribí “El dato personal terapéutico” no hemos dejado de investigar sobre el impacto de la genética en el mundo farmacéutico, a través, principalmente, de la farmacogenética y la farmacogenómica.

    La llegada de 23andMe nos ha sorprendido por su aparición, pues vaticinábamos que iba a llegar unos años más tarde. Pero no, aquí ha llegado, y nada más y nada menos, de la mano de Google.

    Un poco de cotilleo. La empresa ha sido constituida por Anne Wojcicki y Linda Avey. La primera es la reciente esposa de Sergei Brin, uno de los “2 de Google”. Junto a Google hay varios inversores como el famoso business angel Martin Varsavsky, la empresa News Enterprise Asociates, MDV-Mohr Davidow Ventures y el gigante biotecnológico Genentech, cuyo presidente, Arthur D. Levinson es también director de Google. Entre todos han puesto 10 millones de dólares, según los documentos reguladores.

    23andMe anuncia en su página web que “The revolution in personalizad genetic information has only just begun”. Su misión, parte importante en la estrategia de una empresa, es, según también nos dicen en su web, “23andMe’s mission is to be the world’s trusted source of personal genetic information”.

    ¡A mí me suena a Google, pero con genes! ¿Por qué? Veamos: organizar información, facilitar acceso a la información, tener la mayor base de datos del mundo, cruzar información, ayudar a obtener información, dar sentido a la información. En este caso, a la información genética.

    Uno de los objetivos corporativos de 23andMe es mapear genéticamente la humanidad, ser el “Google de los Genes”.

    Desde el sitio web puedes solicitar un “saliva collection kit”, que, una vez recibido, debes enviar a 23andMe para que procedan a archivarlo y analizarlo. Además te aconsejan, conforme a dicho análisis, sobre tu estilo de vida, alimentación, herencia genética (si también envias kits de saliva de familiares), medicamentos, etc, que más te convienen. El kit cuesta 990 $, que me imagino irán rebajando a medida que obtengan mayor número de clientes.

    Repito, no tiene desperdicio darse una vuelta por esta web, ya que, además, permite acceder a una ingente cantidad de información sobre el mundo de la genética.

    ¿Y las repercusiones sobre el sector biofarmacéutico? En mi opinión, la repercusión más inmediata es que la medicina personalizada basada en la información ya ha llegado a los internautas, de una forma fácil y no muy cara.

    La teoría de “El dato personal terapéutico”, que plasmábamos en Eupharlaw en el año 2005, comienza a hacerse realidad. Así pues, nos remitimos a todas las cuestiones que ya planteábamos allí, puesto que no han cambiado nada.

    Algunas de las cuestiones eran las siguientes:

    ¿Podrá la industria farmacéutica acceder a la información de biobancos privados como el de 23andMe, contando, por su puesto, con el permiso del cliente de esta empresa? Entiendo que sí.

    ¿Está obligada la industria farmacéutica a invertir mucho tiempo y dinero en una farmacogenómica y farmacogenética eficaz, acorde con la tecnología del momento, y accediendo a bases de datos como la de 23andMe? Entiendo que sí.

    ¿Puede ser acusada la industria farmacéutica por responsabilidad contractual terapéutica, por no proporcionar información adecuada, veraz y actualizada sobre farmacogenética y farmacogenómica? Entiendo que sí.

    ¿Está obligada la industria farmacéutica a realizar medicina personalizada basada en la información genética y medioambiental? Entiendo que sí.

    Si el modelo 23andMe supone un triunfo parecido al de Google, ¿Qué pasará con lo biobancos públicos, puesto que 23andMe dispone ya de una extensa red de científicos e informáticos, que iría creciendo a medida que fuera aumentando su éxito? Suponemos que hay cabida para todos.

    ¿Y el papel del farmacéutico? Suponemos que está obligado a tener acceso a bases de datos personales terapéuticos, y que será su responsabilidad no acceder correctamente a las mismas, o no saber buscar adecuadamente entre todas estas bases de datos (23andMe, otras empresas similares, biobancos públicos o privados, etc.).

    ¿Y los médicos? Suponemos que tendrán que estudiar mucho genética, ambioma, farmacogenética, farmacogenómica y, al igual que el farmacéutico, tendrán que manejar mucha información personal (datos personales terapéuticos) distribuidos en muchas bases de datos.

    Google tiene pocos competidores, pero los tiene. No sabemos que pasará en el futuro, pero el ritmo de esta empresa es frenético. Nunca se había visto una cosa igual. Si 23andMe tiene la mitad de éxito, la revolución en información genética será increíble, momento en el que los datos personales terapéuticos, necesarios para realizar una medicina basada en la información responsable, ocuparán un lugar primordial en los sistemas sanitarios, económicos, sociales, legales, éticos y culturales.

    Entre tanto, Bill Gates anuncia que está década que viene será la década de la digitalización…..

    | Responder Publicado 9 years, 3 months ago
  2. * franciscoalmodovar says:

    Hace unas semanas me han publicado una tribuna en el Portal de la Sociedad de la Información de Telefónica sobre el la utilización de las nuevas tecnologías en los medicamentos:

    31/10/2007 Artículo de la semana

    Los medicamentos personalizados. ¿Es posible?
    ¿Cuál es el impacto de las nuevas tecnologías en el sector farmacéutico?, ¿cómo serán los medicamentos del futuro?. Este artículo le resolverá estos y otros interesantes interrogantes.
    Francisco Almodóvar. Socio Director de Copar Consultores

    Puedes leerlo aquí:
    http://www.telefonica.es/sociedaddelainformacion “Los medicamentos personalizados ¿es posible?.

    Puedes escucharlo aquí: http://www.telefonica.es/sociedaddelainformacion/podcast/medicamentos_e.mp3

    | Responder Publicado 9 years, 3 months ago
  3. * Francisco Almodóvar says:

    El dato personal terapéutico

    Hace unos días, tuve la oportunidad de presentar mi libro “El dato personal terapéutico” en el Foro de Salud de Aranzadi, en Madrid, para reflejar la importancia de los datos personales en el sector farmacéutico.

    El dato personal terapéutico es la integración de los datos clínicos, genéticos, farmacoterapéuticos, (de salud, en general), que necesitan los agentes que intervienen en la vida del medicamento, para proporcionar una información terapéutica adecuada, eficaz, actualizada y responsable. Todo ello en un entorno de medicina personalizada basada en la información, consencuencia de los avances en nuevas tecnologías (bioinformática, redes, biochips, biosimuladores, etc.) y del conocimiento sobre el genoma.

    Según estimaciones fiables, más de un 40 % de los medicamentos que nos tomamos no nos son eficaces ni seguros. Sólo en USA mueren más de 200.000 personas al año por efectos adversos de los medicamentos. Suponemos que son muchos más. Y hemos de imaginar en el resto del mundo.

    En estos momentos ya hay tecnología y nuevas disciplinas (farmacogenética, farmacogenómica, etc), que permiten conocer más sobre nuestra disposición a un fármaco. Si tenemos que tomar más o menos dosis del mismo, si va a metabolizar correctamente en nuestro organismo, etc. Esto se hace a través de los test farmacogenéticos.

    El dato personal terapéutico es el ingrediente esencial de la medicina personalizada basada en la información. Sin nuestros datos personales (genéticos, clínicos, hábitos de vida, alimentarios, etc.), los investigadores no podrán seguir avanzando en la medicina personalizada, que es una medicina predictiva.

    Sabemos que este concepto va a cambiar, no!, ya está cambiando, el sector salud: biobancos, trabajo en red, responsabilidades civiles y penales, protección de datos, nuevos modelos de negocio (23andme.com, patientslikeme.com, etc.), salud predictiva, derechos de propiedad intelectual, derechos en salud, etc.

    Si queréis manteneros informados sobre el mundo de la medicina personalizada, en su unión con el dato personal terapéutico, podéis visitar mi blog:

    http://eldatopersonalterapeutico.blogspot.com

    | Responder Publicado 9 years, 1 month ago
  4. * Francisco Almodóvar says:

    ¿Información Terapéutica Directa: Debe la industria farmacéutica informar directamente al paciente? ¿Y al ciudadano?

    Esta semana fui invitado a Valencia a asistir al Congreso Nacional de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria.

    Me dejó impresionado la mesa redonda sobre “Información Terapéutica Directa”, cuyos ponenetes eran: Manuel Amarilla (Presidente de European Pharmaceutical Law Group y autor del libro “Información Terapéutica Directa al Ciudadano”), José Ramón Luis-Yagüe (director de relaciones con las CCAA de FarmaIndustria) y Emilio Pol (Farmacéutico de hospital y miembro de la Asociación de familiares y enfermos mentales de Alicante).

    La Información Terapéutica es la base de los derechos en salud del ciudadano. La Industria Farmacéutica reclama una información directa al consumidor, que no al ciudadano. El matiz jurídico es importante, puesto que las herramientas legales en caso de omisión de información sobre el producto, son diferentes. Si dicen “consumidor” les protege las leyes de consumidores y usuarios y la de productos defectuosos. Si se dice “ciudadano” la responsabilidad pasa a ser más objetiva, es decir, no les protege tanto las leyes anteriores (responabilidad subjetiva), y deja una puerta abierta a la via penal, es decir, a la responsabilidad penal. Es importante, puesto que las leyes de consumidores protegen a las farmacéuticas puesto que éstas están cubiertas por un seguro, es decir, por las aseguradoras!

    Asimismo, la industria farmacéutica hace bien en reclamar su derecho a informar directamente a sus clientes últimos, al igual que lo hace otro tipo de industrias: alimentaria, automovilística, etc. Ahora bien, el medicamento es un producto especial, no cabe duda, y por este motivo, las responsabilidades legales deben cambiar si se quiere informar directamente al ciudadano.

    Otro asunto imporatante es diferenciar entre publicidad e información, aunque yo no lo veo más importante que el diferenciar entre paciente y ciudadano. Ciudadanos somos todos, pacientes, para la industria farmacéutica, es cuando eres objeto de un tratamiento con medicamentos.

    Hay mucho sensacionalismo en este asunto, puesto que mucha gente ataca a la industria farmacéutica sin mesura. Hay que decir que esta industria no es sólo mala, también es buena, como todos los sectores.

    Voy a terminar porque este comentario podría dar objeto a un libro!, y no es la cuestión. Simplemente quiero dejar unas notas que ayuden a la reflexión sobre este tema tan importante en salud.

    Mi opinión es: información terapéutica directa sí, al ciudadano, no sólo al paciente consumidor de medicamentos y productos sanitarios. Además, la responsabilidad legal tiene que cambiar. El prospecto debe ser un contrato, cuyas responsabilidades no sólo deben recaer en la industria, fuente originaria de la información terapéutica, sino también en las autoridades sanitarias de control, en los prescriptores y en los dispensadores, cada agente, según su cuota de responsabilidad. Lo que sí es claro es que como estamos no podemos continuar. Reclamamos un nuevo escenario legal que ayudará a definir las responsabilidades de cada uno.

    | Responder Publicado 8 years, 7 months ago
  5. * Francisco Almodóvar says:

    Breves líneas de futuro sobre el historial en salud del ciudadano

    Los últimos 7 días he tenido la oportunidad de acudir a dos jornadas muy interesantes sobre historia clínica, una se llamaba “Historia Clínica Digital” y la otra “Historia Clínica Electrónica”. Así pues, estoy al día sobre la evolución de los aspectos técnicos, organizacionales, jurídicos y económicos de la famosa Historia Clínica, y es difícil pillarme en lo básico. Y paro no repetir lo que siempre se dice en las noticias y en este tipo de encuentros, me voy a permitir reflexionar en voz alta sobre algunas líneas de futuro que no han sido debatidas, ni en su mayoría intuidas, en las referidas jornadas sobre la Historia Clínica, pero que, en mi opinión, serán objeto de reflexión en los próximos años:

    Líneas de futuro

    Tecnología

    España en un país muy avanzado en la implantación de nuevas tecnologías en salud, ahora bien, como siempre, nuestra ordenación territorial, conlleva que las Comunidades Autónomas, por un lado, y el Ministerio de Sanidad y Consumo, por otro, hagan la guerra por su cuenta. Lo trascendental en el asunto que nos ocupa, un historial en salud del ciudadano (que no debería llamarse Historia Clínica y si Historia de Salud), es conseguir su integración, que sea único, tanto a nivel nacional primero, y más tarde, europeo y mundial. Esto es lo más difícil y lo que más va a tardar.

    Algunos aspectos legislativos que deberían modificarse

    La apuesta de gestores públicos y privados por las nuevas tecnologías en salud (sanidad en red) es muy valiente y decidida, motivo por el cual la legislación vigente tiene que cambiar en varios aspectos:

    – La historia clínica del paciente/usuario: este concepto debe eliminarse paulatinamente de la legislación vigente, ya que discrimina a otro tipo de datos importantes que no sean exclusivamente clínicos, como pueden ser los datos terapéuticos, genéticos, medioambientales, etc. Es decir, ¿por qué no decir historia en salud que es más coherente que historia clínica? Además, antes de pacientes y usuarios (definición de la Ley 41/2002 (llamada Ley de Autonomía del Paciente), somos ciudadanos y personas, y tenemos también derechos fundamentales en salud, aún sin ser pacientes y usuarios. En este sentido, la información terapéutica debe en su regulación equiparse a la información clínica.

    – Acceso a los datos de la historia clínica: la legislación en protección de datos es muy ambigua en muchos aspectos relacionados con la historia clínica: acceso del menor maduro, derecho de acceso a conocer quien ha accedido a mi historial clínico, etc. Nunca hemos de olvidar que los datos personales en salud son propiedad de la persona, ya que es su derecho fundamental. Así pues, esta persona debería tener derecho total acceso a su historial en salud (incluso a las anotaciones subjetivas que se realizan sobre esta persona) y tener garantías suficientes en la capacidad de permitir y denegar los accesos a su conveniencia, salvo por motivos muy graves de salud pública, que deben estar correctamente regulados.

    – ¿Por qué no puede acceder un farmacéutico de oficina de farmacia a todo mi historial en salud, siempre que yo le de mi consentimiento?

    – ¿Por qué no puede acceder un laboratorio a todo mi historial en salud, siempre que yo le de mi consentimiento para una finalidad determinada, en un contexto que avanza hacia la medicina personalizada basada en la información?

    Custodia de la Historia en Salud del ciudadano

    Está claro, tardaremos más o menos, que la salud ha apostado la información como eje central del sistema sanitario, y a los datos personales como motor de dicho sistema.

    Las tecnologías conllevan un gasto asociado que se irá incrementando a medida que avance la medicina personalizada. Sobre este asunto, tan sólo, por ahora, una cuestión: ¿Quién debe custodiar la historia única e integrada en salud en un futuro? ¿El Estado? ¿Una organización internacional pública? ¿Empresas privadas interconectadas en red?

    En mi opinión, debería ser una organización tipo ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), organismo que gestiona los nombres de dominio a nivel mundial, pero sin estar asociado a un eje político-económico determinado. Debe nacer con vocación universal. Esto es básico y quizás lo más difícil, tal y como está la situación.

    Ahora bien, esta neo-entidad tendría los datos completos e integrados, pero la persona, titular de los datos, podría acceder, disponer, vender o regalar, todo o parte de su historial en salud, lo cual no impedirá que otras organizaciones puedan albergar copias que utilicen con finalidades varias, siempre consensuadas con el titular de la información y respetando la legislación de protección de datos, la cual también debería ser más uniforme en todos los países.

    Es imprescindible que una sola entidad sea el referente para garantizar la eficacia y la calidad de los profesionales en red, y evitar así responsabilidades legales.
    La utilización masiva de nuevas tecnologías, no me cansaré de predicarlo, conlleva inexorablemente, si no queremos que todo se vaya al traste (¡y volvamos a la historia clínica en papel!), la creación de organismos mundiales, donde participen los estados, las empresas públicas y privadas y organizaciones sin ánimo de lucro, con la finalidad de garantizar el acceso igualitario a dichas tecnologías y garantizar todos los derechos fundamentales que nacen con su uso masivo. En este sentido, viene bien una reflexión de Stefano Rodotá, eminente profesor y figura del derecho fundamental a la protección de datos:

    “Podemos decir que nuestra propia vida está volviéndose hoy en día en un intercambio continuo de informaciones, que vivimos en un flujo continuo de datos. Es ésta la razón por la cual la protección de datos asume una importancia creciente, que la conduce cada vez más hacia el centro del sistema político-institucional”.

    Conclusión

    Si a la digitalización y trabajo en red en el mundo de la salud.
    No a la Historia Clínica del Paciente y Usuario y Sí a la Historia en Salud del Ciudadano.
    Sí a la Historia en Salud única e integrada mundialmente, pero con garantías legales suficientes.

    Para los escépticos, les invito a que visiten las siguientes páginas web relacionadas con la Sanidad 2.0 (ah! Y miren quien hay detrás).
    http://www.revolutionhealth.com
    http://www.23andme.com
    http://www.patientslikeme.com

    En el blog http://www.eldatopersonalterapeutico.com, apartado “blogs y redes sociales relacionadas con la medicina personalizada y medicina 2.0” pueden acceder a numerosos sitios donde ya se atisba otras maneras de entender la salud.

    | Responder Publicado 8 years, 5 months ago
  6. * Francisco Almodóvar says:

    Personal Genome Proyect: el “sentimiento de privacidad Facebook” trasladado a la tu datos personales de salud

    Personal Genome Proyect (www.personalgenomes.org) es un proyecto nacido en Harvard. Su finalidad es captar 100.000 voluntarios para que ofrezcan todos sus datos relativos a la salud, es decir, su historia clínica y farmacoterapéutica, su información genética y sus “datos medioambientales”.

    Mediante la captación de voluntarios, el objetivo es compartir con la comunidad científica secuencias de genoma, así como todo tipo de información personal relativa a la salud. Es decir, compartir, mostrar, exhibir, dar acceso a todo tipo de datos personales de salud de cada persona.

    ¿Se acuerdan de http://www.patientlikeme.com, el portal para compartir información en salud? Personal Genome Proyect (PGP) es similar, muy parecido, ambos defienden el avance en medicina para conseguir la “Salud Global” mediante la utilización de las nuevas tecnologías.

    Así pues, PGP es una base de datos pública que contiene datos personales de salud de las personas que voluntariamente se adhieren al proyecto. El procedimiento para inscribirse es muy sencillo, por si queréis participar. Primero, firmas un consentimiento informado, donde te educan sobre los beneficios y los riesgos potenciales, sobre todo en temas de privacidad. Una vez informado, haces un pequeño examen para ver si “lo has pillado”. Y, finalmente, además, puedes ir prestando “mini consentimientos” para determinadas investigaciones para las que se requieren tus datos personales actualizados con tus nuevos hábitos de vida.
    Lo curioso es que no se andan por las ramas. Te dicen la verdad sobre las cuestiones del tratamiento de los datos, no prometiendo una absoluta confidencialidad. Vuestra pregunta será ¿Pueden acceder empresas, tipo compañías de seguros? ¿Puede acceder mi novio a mis datos ubicados en esta base pública? ¿Tengo que avisar a mi familia si de mis datos se extrae información que a ellos les afecta? Aquí está la madre del cordero! No dicen nada al respecto. Lo que si advierten es que “el juego de consentimientos” va a ser dinámico, esto es, que te van a ir preguntado, pero sin garantizarte que eternamente van a estar encima de ti. Y sobre la familia, pues sí que advierten que si encuentran algo “extraño” se verán en la obligación de comunicarlo…

    Así pues, me parece un gran experimento. Seguro que van a conseguir los 100.000 participantes. Para mucha gente lo primero es la salud y luego su intimidad y privacidad. Es una especia de “Facebook” de la información en salud. Lo que sí parece seguro es que este tipo de aventuras conseguirán avanzar hacia una medicina personalizada basada en la información: la captación de personas para ensayos clínicos va a ser más fácil, la conversión datos de salud a datos personales terapéuticos para realizar terapias personalizadas también será más sencilla, etc.

    | Responder Publicado 8 years, 3 months ago
  7. * Francisco Almodóvar says:

    Buen trabajo del lobby de tecnologías en salud en Norteamérica.

    Norteamérica se posiciona como líder indiscutible en nuevas tecnologías en salud.

    Artículo:

    “Rising Use of Medical Technologies Extending Americans’ Lives”

    Fuente: Drugs.com

    Resumen corto:

    “Surging use of improved medical technology, including new drugs, is driving up life expectancy for Americans and driving down rates of major killers such as heart disease and cancer, a new national health report finds”.

    Coincidirán conmigo cuando lo lean que es:

    “Un Buen trabajo del lobby de la tecnología en salud en Norteamérica”.

    | Responder Publicado 7 years, 2 months ago
  8. * Francisco Almodóvar says:

    Pay to Chat y la Salud

    http://www.paytochat.com/ es una plataforma on line que se basa en Buscar y en Encontrar, clásico comercio electrónico, añadiendo “hazte experto”:

    Encuentra al experto que necesitas. Miles de expertos a tu disposición para resolver tus dudas y preguntas.

    +

    Si te consideras experto en cualquier temática, ayuda a los demás contestando sus preguntas y gana dinero.

    El proyecto todavía está en fase Beta. Por circunstancias de la vida he colaborado en un proyecto de internet con http://www.irccrawler.com/, diseñadores de paytochat.com, los cuales tienen oficina en Madrid y Almería, y se dedican a diseñar y comercializar modelos de negocio en Internet. Pertenecen a Multimedia Interactive Business, S.L. Conocen el medio, desde luego.

    Ahora nos sorprenden con http://www.paytochat.com . No es nada nuevo, como ya sabéis, pero me ha gustado la manera simple de exponer y presentarse. Y si es tan fácil cómo dicen, todavía no lo he probado, seguro que tendrán éxito y numerosos usuarios y expertos en diferentes materias trabajarán en red. Habrá que estar atentos al desarrollo estratégico y adaptabilidad del proyecto.

    Y en salud, tres ejemplos:

    – Imaginaros a muchos farmacéuticos, no titulares de oficina de farmacia, y farmacéuticos hospitalarios cobrando por recibir consultas relacionadas con medicamentos (que otra cosa podría ser..). Sería un posible desarrollo de la tan manida y poco concretada Atención Farmacéutica.

    – Imaginaros a los médicos. El niño se te pone malo a las 3 de la mañana, contactas con un médico para que tranquilice. ¡Los expertos on line abren 24 horas! La e-bata blanca.

    – Imaginaros los psicólogos, cuya consulta ahora se puede ubicar en los suelos virtuales de Skype.

    entre otros muchos!

    Ah, cuidado con la circulación de información personal sensible. Este tipo de proyectos son delicados en este sentido.

    | Responder Publicado 7 years, 2 months ago
  9. * Francisco Almodóvar says:

    Jaime del Barrio, Roche y la medicina personalizada basada en la información

    Recientemente ha tenido lugar en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid un taller sobre “Sanidad Emergente: Individualización y Sostenibilidad”, que se ha llevado a cabo en el marco de la “Conferencia General Iberoamericana sobre Gestión Hospitalaria y de Servicios de Salud”. El encuentro fue organizado por la Asociación de Directivos de Gestión Sanitaria (ADIGES) y el Instituto Roche.

    El Instituto Roche cuenta como Director General con Jaime del Barrio. Se trata de uno de los mejores institutos a nivel mundial. Fomenta aspectos científicos y divulgativos de la medicina personalizada basada en la información con gran profesionalidad.

    Jaime del Barrio, en mi opinión, tiene un objetivo estratégico muy claro: posicionar en España e Iberoamérica la marca Roche como la mejor empresa de productos y servicios de medicina personalizada. El escenario de mercado es impresionante.

    Fijaros en sus palabras:

    “En estos momentos se concitan tres factores determinantes que está impulsando un cambio sustancial en la Medicina actual: 1) la limitada eficacia de los fármacos disponibles (presentan una eficacia que no supera el 50% en la mayor parte de las enfermedades) y su alta toxicidad (con un número creciente de efectos indeseados); 2) subsiste un sistema de diseño de fármacos, de I+D, totalmente ineficiente; se necesitan muchas moléculas, muchos años de investigación, para que un solo fármaco se apruebe; 3) finalmente, la aparición y generalización de avances en ciencia y tecnología responden a muchas dudas planteadas clásicamente”.

    ¡Qué párrafo más sustancioso! Suponen una clara ruptura con el pasado y actual concepto de sector farmacéutico y, si me apuran, del mundo de la salud. El Plan Estratégico de Marketing de Roche a nivel mundial debe ser muy conciso al respecto. Cuidado, porque cuando Roche se mueve así es por algo importante.

    Las palabras de Jaime del Barrio divulgan el alto porcentaje de ineficacia de los medicamentos actuales y, por otro lado, expresa que el número de reacciones adversas de estos medicamentos va en aumento. Es coherente con su estrategia, ya que la medicina personalizada es ideal para mitigar los problemas que ocasiona la farmacología actual. También sorprende que un directivo de la industria farmacéutica hable así de claro.

    La medicina personalizada revoluciona el concepto de salud. El diseño de fármacos actual es ineficaz, por lo que los modelos de negocio que quieran subsistir deben cambiar a medio-largo plazo y adaptarse a una nueva ética de los negocios, si así lo podemos llamar. Las empresas deben abrirse, captar ideas y cerebros, en todo el mundo. Trabajar en red. Roche lo entiende perfectamente.

    Jaime del Barrio sabe que el cambio, aunque a nivel tecnológico sea rápido, no lo es a nivel político, jurídico, social y cultural. También dice:

    “Este cambio, esta evolución (no necesariamente revolución) va a cambiar la medicina actual, que es reactiva, basada en el ensayo error, en ir ajustando dosis en base a la experiencia individual de cada profesional; el cambio nos lleva a una medicina predictiva, preventiva, que va a gestionar riesgos, que va a predecir posibilidades de padecer nuevas enfermedades…y el sistema sanitario tiene que estar capacitado para que sea rentable.

    ¿Todo esto qué supone en un hospital? Significa cambios en la formación: hemos sido formados en lo analógico, y ahora tenemos que ser formados en lo digital. Además, es imprescindible una nueva forma de trabajar, primando lo multidisciplinar y lo traslacional. Pero, además, según Jaime del Barrio, “esta nueva realidad precisa de cambios en las estructuras (bancos de ADN, equidad en el acceso), en los procesos (tests diagnósticos, historia clínica…) y de nuevos requerimientos (bioinformática, institutos de investigación)”.

    Este hombre tiene mucha razón. Las nuevas tecnologías están transformando el mundo con mucha rapidez. Nos va a costar mucho adaptarnos. Necesitamos nuevamente a Darwin, a Huxley y a otros grandes visionarios, para que nos arrojen luz sobre la gran complejidad que domina el mundo. Apasionante.

    Desde aquí me gustaría dar la enhorabuena al Instituto Roche de Jaime del Barrio, para que sigan siendo plataforma de referencia. ¿Por qué una Industria Farmacéutica, una marca como Roche, no puede también revolucionar la gestión empresarial y la verdadera responsabilidad social? Sabemos que el dinero es el dinero, pero ¿se puede ganar dinero transformando el mundo de forma positiva? ¿Será este siglo, el siglo de la ética?

    Sí queda claro que Roche necesitará al ciudadano en esta labor de avanzar en medicina personalizada basada en la información. Si no lo hace, no triunfará, aunque lo haga a nivel económico.

    Ah, por cierto, siempre hablo de “medicina personalizada basada en la información”, y no de medicina personalizada a secas como lo dicen los “hombres de ciencia” . Si esta medicina no tiene como esencia la información en salud, no tendrá sentido.

    | Responder Publicado 7 years, 2 months ago
  10. * Francisco Almodóvar says:

    Farmacogenómica: Medicina personal y predictiva

    El reciente informe Farmacogenómica y Medicina Personalizada y Predictiva, realizado por la Fundación OPTI (Observatorio de Prospectiva Tecnológica Industrial) y la Fundación Genoma España, analiza la situación actual, las posibilidades y las perspectivas de desarrollo e implantación de la farmacogenómica en la sanidad española.

    Enlace al Informe:

    http://www.gen-es.org/12_publ/docs/FARMACOGENOMICA.pdf

    | Responder Publicado 7 years, 2 months ago


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: